Nicolas Benoit

De WikiRoca
Saltar a: navegación, buscar
Capitán de Marina Nicolas Benoît
Nicolas Benoît es uno de los iniciadores del escultismo en Francia, fundó la asociación Eclaireurs de France, Exploradores de Francia. Este teniente de navío nacido en la ciudad de Roanne en el este de Francia, falleció en el campo de batalla durante la Primera Guerra Mundial en Nieuport-Steenstrate (Bélgica) el 17 de diciembre de 1914. Su cuerpo fue enterrado primero en el cementerio militar de Moulin-Pypegrade-Remingue también en Bélgica para ser luego sepultado definitivamente en el Cementerio Nacional de Notre Dame de Lorette, en Ablains-Saint-Nazaire, donde reposan los cuerpos de cerca de 30.000 soldados muertos en la Gran Guerra.

Juventud

Nacido en una familia acomodada, el joven Nicolas recibe de sus padres una buena educación alimentada sobre la base del deber. Su madre será una gran influencia en sus decisiones, incluso llegado a la edad adulta. A los veinte años de edad entra en la Escuela Militar Naval con la segunda mejor nota. Como cadete del barco escuela Iphigénie, parte a dar la vuelta al mundo para aprender a ser capitán de navío.

Navegando por el mundo dio numerosas pruebas de su capacidad de mando y toma de decisiones. Así, siendo ya capitán de navío, un incendio amenazó su barco y su tripulación atracado en el puerto de Dar-es-Salam pero su rápida intervención impidió que el fuego se propagara a otros barcos y causara una catástrofe. Este acto le valió una condecoración imperial alemana, ya que el puerto pertenecía a las colonias alemanas en África del Este. Condecoración que jamás quiso llevar. En otra ocasión no dudó en tirarse al mar para salvar a un marinero caido al agua.

Tanto en su vida personal como a bordo de sus barcos, Nicolas Benoît destaca por una vida llevada con austeridad y una gran dedicación al trabajo. Muy interesado por el esoterismo, está tan convencido que fuerzas psíquicas influyen en el mundo que publica sus conclusiones en un libro La Voie du Chevalier, la vía del caballero, que firma con el pseudónimo de Victor Morgan.

El capitán y el escultismo

Nombrado teniente de navío en 1906 y después de algunas campañas en África y Asia, Nicolas Benoît solicita el traslado a Inglaterra para poder perfeccionar su inglés y obtener el título de Intérprete Militar. Es durante este curso de 1910-1911 cuando Nicolas Benoît descubre el escultismo naciente en las islas británicas. Se documenta sobre las ideas de Baden-Powell y toma notas que enviará personalmente a modo de informe a M. Delcassé, entonces ministro francés de la marina. La razón de este informe habría que buscarla en el interés que las autoridades militares de entonces mostraron por el joven movimiento, considerado por muchos como un medio patriótico de construir una juventud más viril y una forma encubierta de prepararla militarmente.

El comandante Royer, oficial instructor del ejército, traducía entonces de forma libre la obra de BP y los generales Langlois y Pontavice hacían elogio del Escultismo, actividad patriótica por excelencia. A lo largo de los tres, cuatro meses que le fueron concedidos, Nicolas Benoît se esfuerza en contactar con todas aquellas personas que desean poner en práctica el método scout o se interesan por el mismo.

Gracias a una carta de recomendación del Coronel Hugues, el capitán Benoît se reune primero con André Chéradame, periodista del Petit Journal que fue el segundo en publicar un artículo sobre el escultismo británico después de que Paul Charpentier escribiera sobre el movimiento en el Journal des Voyages en 1908. Chéradame está en contacto con todas las personas apasionadas ya por el movimiento scout y pone rápidamente al capitán Benoît en contacto con este mundo, que conocerá así al Pastor Gallienne, a Georges Bertier, a Paul Charpentier, Toni-Mathieu del Intercambio Internacional de Jóvenes, a Francis Young del Camping-club y numerosos militares como los generales Pontavice y Langlois, los coroneles Rochefort y Rousset o el comandante Malo-Lefèvre. Finalmente Chéradame consigue para Nicolas Benoît un encuentro a principios de mayo de 1911 con el Barón Pierre de Coubertin.

Los primeros movimientos

En aquella época, Coubertin, iniciador del deporte popular en Francia, ya había contribuido ámpliamente para la restauración de los Juegos Olímpicos en 1896. Su prestigio era grande pero su carácter cerrado, sobre todo en cuestiones pedagógicas le había cerrado las puertas tanto de la enseñanza pública como confesional a la que criticaba abiertamente. Sus ideas en materia educacional estaban fuertemente inspiradas en la experiencia inglesa de Thomas Arnold cuyo programa educativo se apoyaba en la formación del carácter a través cuerpo. Coubertin pensaba que existía una cierta similitud entre los pensamientos de Baden-Powell y los suyos propios por lo que pensó lanzar un gran movimiento juvenil basado en el escultismo aprovechando las estructuras deportivas existentes como la Société des Sports Populaires (Sociedad de Deportes Populares). Basado en el escultismo, si, pero con grandes diferencias a lo que respecta la promesa, uniforme, insignias y otros elementos.

Para Nicolas Benoît que había observado de cerca a los boyscouts ingleses y había comprendido bien los aspectos psicológicos y pedagógicos del método de BP, las adaptaciones que pretendía Coubertin eran imposibles de aceptar. Durante los seis meses que siguieron a su primer encuentro, el debate y la controversia sobre esta cuestiones iban a enfrentar a estos protagonistas del naciente escultismo galo. El 4 de mayo de 1911, se crea la Liga de Educación Nacional, presidida por el Barón Coubertin. Varios periódicos se hacen eco de la noticia, entre ellos el Journal des Voyages con el periodista Paul Charpentier. Entre junio y julio del mismo año, se dan a conocer los primeros miembros patrocinadores mientras que una discusión sobre los términos y los atributos oficiales enfrentaban a Coubertin y a Benoît.


Exploradores de Francia

Llegado a este punto, Nicolas Benoît ya sabe que le van a asignar otro destino y que le queda poco tiempo. Viendo que la Liga va a seguir al barón en unas ideas que no son las del espíritu scout de BP decide escribir un pequeño folleto titulado Les Eclaireurs de France (Exploradores de Francia), en su portada un escudo circular con un arco tenso que será la insignia oficial de los EdF hasta 1940. Este folleto, publicado por el "Le Journal des Voyages", Nicolas Benoît resume como introducción su recorrido iniciático por el escultismo, desde sus visitas a Inglaterra hasta la Liga de Educación Nacional y explica las razones por las que se separa de esta. Después explica con detalle el plan de organización y funcionamiento de una tropa de exploradores. Esta presentación recibe la aprobación y colaboración de varios patrocinadores como Georges Bertier, Francis Young, Rodroguez y Paul Charpentier. El periodista Chéradame se convierte en el primer presidente de los Exploradores de Francia a petición de Benoît. Al mismo tiempo el barón Coubertin constituye un comité de apoyo que, tras largas reflexiones, dará como resultado los Eclaireurs Français (Exploradores Franceses) con la Liga de Educación Nacional.

El 2 de diciembre de 1911, Chéradame, Charpentier, Bertier y el pastor Gallienne presentan los estatutos de los Eclaireurs de France con el apoyo de Nicolas Benoît quien, por escrito, deja constancia de los valores fundamentales del escultismo y que iban más allá de la opinión de la época donde muchos veían el movimiento scout como una escuela de prepación militar. Para el oficial Benoît, el sentido del honor, la promesa sobre la bandera, eran formas excelentes para aquellos chicos que los tomaran en serio. Además de una buena manera de conquistar una independencia personal gracias al dominio de uno mismo y su fuerza de voluntad. Los Eclaireurs Français en cambio no presentaron sus estatutos hasta agosto de 1912. Antes sólo existían en forma de memoria y en algunos grupos scouts.

Comandante segundo del destructor La Pique, Nicola Benoît deja este puesto en 1913 para incorporarse al Estado Mayor General de la Marina, lo que le permitió dedicarse, al salir de su despacho, al movimiento explorador. Tomó contacto con las primeras tropas de Exploradores de Francia, y esos fueron los únicos momentos en los que pudo ver su sueño y empeño hecho realidad. Como hombre casado y padre de familia, esta era su primera dedicación, el deber de un scout empieza en su casa...

La Primera Guerra Mundial

Desgraciadamente la guerra de 1914 debía segar trágicamente la vida del precursor del escultismo en Francia. Después de servir sobre el crucero de guerra Chateaurenault solicitó servir en el frente y fue destinado al 2º Regimiento de Fusileros Marinos en el frente del río Yser, en Bélgica. El teniente de navío Nicolas Benoît caería herido de muerte, el 17 de diciembre de 1914, en la localidad de Nieuport-Steenstrate durante una carga con bayonetas.

Artículos relacionados