Luis López-Dóriga Meseguer

De WikiRoca
Saltar a: navegación, buscar

Nació en 1885 en Oviedo, hijo de médico, y sobrino del Obispo de Lérida José Meseguer y Costa, que en 1905 fue nombrado arzobispo de Granada en sucesión de José Moreno Mazón. A Granada acompañó Luís a su tío a la edad de 20 años como “familiar” o persona de confianza, y fue alcanzando otras funciones y lugares en la archidiócesis, incluso llegó a profesor del Seminario y canónigo de la Catedral de Granada antes de ser ordenado sacerdote por su tío en 1908.

Viajó por Europa y estudió Ciencias Sociales, adquiriendo una formación intelectual en diversas organizaciones y universidades europeas, donde se presume que también conoció el escultismo. Pero en este tiempo también se formó su conciencia social, que desarrolló y marcó toda su vida. Como muestra la creación de los centros obreros y el diario “la Gaceta del Sur”. Todo ello con el respaldo del arzobispo Meseguer, que además tenía otra preocupación, que también transmitió a su sobrino Luís, la situación de la juventud granadina.

Al igual que los introductores del Escultismo en España, Luís López-Dóriga quería conseguir el fortalecimiento físico e intelectual de la juventud, y la fórmula para conseguirlo fue el escultismo. A esta empresa se dedicó en cuerpo y alma desde 1913, cuando creó la Tropa de Los Exploradores de España de Granada, hasta 1922.

Durante estos años supo dar a la Tropa y Consejo, el impulso suficiente para que destacara día a día y atrajo a ella a personalidades de la sociedad granadina que facilitaron la labor de la Institución. A la muerte del arzobispo Messeguer, (10-09-1920), le sustituyó el obispo de Almería Vicente Casanova y Marzol, quien se incorporó a finales de 1921, y desde este momento vetó casi todas las actuaciones de Luís López-Dóriga, quien en 1922 fue nombrado Deán de la Catedral de Granada, al parecer con cierta triquiñuela y la influencia de algún amigo. Las diferencias con el arzobispo Casanova se acrecentaron.

López-Dóriga inició una actividad política y viajó entre Granada y Madrid, haciendo amistad con intelectuales y políticos de ambas ciudades. En 1931, proclamada la II República Española obtuvo acta de Diputado por el Partido Republicano Radical Socialista, y defendió con su voto la separación Iglesia-Estado y el divorcio, esto le costó la suspensión “a divinis”, la pérdida de su canonjía (1931) y la excomunión (1933). Durante la guerra civil pasó de Madrid a Valencia y al final se exilió en México, donde trabajó dando clases en distintos centros y en el Colegio Madrid, fundado por los españoles en el exilio.

Aunque pidió perdón a la autoridad eclesiástica y le fue concedido, nunca pudo volver a su país. Murió en el exilio de México en fecha no conocida aunque se cree que fue en 1971.

Fuente

texto extraido y adaptado del libro El Escultismo Andaluz (2007) de Francisco Armada.