Lord Robert Stephenson Smyth Baden-Powell of Gilwell

De WikiRoca
Saltar a: navegación, buscar
Robert Baden-Powell

Lord Robert Stephenson Smyth Baden-Powell of Gilwell (B-P para los amigos) fue el fundador del Movimiento Scout Mundial. Nace el 22 de febrero de 1857 en Londres (Inglaterra) y muere el 8 de enero de 1941 en Nyeri (Kenya).


Nacimiento e infancia

Nació en Londres, Inglaterra, el 22 de febrero de 1857. Su padre fue el reverendo H.G. Baden-Powell, profesor en Oxford. Su madre fue hija del almirante inglés W.T. Smyth. Su bisabuelo materno, Joseph Brewer Smyth, había ido a América como colonizador en Nueva Jersey, pero había regresado a Inglaterra naufragando en su viaje de regreso. Baden-Powell fue, por lo tanto, el descendiente de un religioso por un lado, y de un aventurero colonizador del Nuevo Mundo por el otro.

Su padre murió cuando Robert tenía unos tres años de edad, dejando a su madre con siete hijos, el mayor con menos de catorce años de edad. Con frecuencia sufrieron penalidades, pero el mutuo amor de la madre por los hijos y de éstos por la madre siempre los sacó adelante. Robert vivió una vida encantadora al aire libre en compañía de sus hermanos, excursionando y acampando con ellos en muchos lugares de Inglaterra.

En 1870 obtuvo una beca en la escuela Charterhouse, de Londres. No era un estudiante distinguido, pero sí uno de los más activos. Era siempre el centro de todo lo más sonado que acontecía en el patio de la escuela y pronto adquirió fama como portero en el equipo de futbol soccer de Charterhouse. Sus habilidades como actor eran sumamente apreciadas por sus compañeros de escuela, cada vez que se le requería para ello, su actuación tenía encantada a toda la escuela.

Su juventud en el ejército

A los 19 años se graduó en Charterhouse, e inmediatamente aceptó la oportunidad de ir a la India como subteniente en el regimiento que había formado el ala derecha de la caballería que se hizo famosa en la guerra de Crimea.

Además de prestar excelentes servicios militares, a la edad de veintiséis años ya era capitán, ganó el más preciado trofeo de deportes en toda la India en la caza del jabalí, provisto de una lanza corta como única arma.

En 1887 B-P se encontraba en África tomando parte en la campaña en contra de los zulúes, y más tarde en contra de las tribus de los feroces ashantis y de los salvajes guerreros matabeles. Los nativos llegaron a respetarle tanto que, por su valor, su pericia Scout y su asombrosa habilidad para acechar, le dieron el nombre de "Impeesa", que quiere decir "Lobo que nunca duerme".

Se acumulaban dificultades en el sur de África. Las relaciones entre los gobierno británico y el de la república de Transval se habían roto. A Baden-Powell se le ordenó formar dos batallones de rifleros montados, e ir con ellos a Mafeking, una ciudad en el corazón del África del Sur.


El sitio de Mafeking

Estalló la guerra, y durante 217 días, a partir del 13 de octubre de 1899, B-P defendió Mafeking, resistiendo el sitio contra fuerzas mucho más numerosas, hasta que le llegaron refuerzos el 18 de mayo de 1900.

Gran Bretaña había permanecido sin noticias de Baden-Powell durante estos largos meses; cuando finalmente recibió la noticia de que se había logrado el objetivo buscado, B-P fue elevado al rango de Mayor General y convertido en el héroe de sus conciudadanos.

El nacimiento de un movimiento

En 1901, como héroe de hombres y muchachos, regresó del África a Inglaterra para ser colmado de honores y descubrir, con sorpresa, que su popularidad personal se había extendido a su libro "Aids to Scouting", Ayudas para Explorar, destinado al ejército, y que estaba siendo usado como libro de texto en las escuelas para muchachos.

Esto para B-P era una gran oportunidad. Se dio cuenta de que ahí estaba su ocasión de ayudar a los muchachos de su patria a convertirse en jóvenes fuertes. Si un libro sobre exploradores, escrito para hombres, les había atraído, ¡cuánto más les atraería uno escrito para ellos!

Se puso a trabajar recopilando sus experiencias en la India y en el África entre los zulúes y otras tribus salvajes. Se hizo de una biblioteca especial y leyó todo lo relativo a la educación de los muchachos a través de la historia, desde los muchachos espartanos, los antiguos británicos y los indios Pieles Rojas, hasta nuestros días.

B-P desarrolló despacio y con sumo cuidado la idea del Escultismo, deseaba estar seguro de que daría resultado. Así pues, en el verano de 1907 llevó un grupo de veinte muchachos a la isla de Brownsea, en el Canal de la Mancha, al primer Campamento Scout que el mundo contempló. El campamento fue un gran éxito.

Y después, en los primeros meses de 1908, publicó en cuatro entregas quincenales e ilustrado por él mismo, su "Escultismo para Muchachos", Scouting for Boys, sin siquiera soñar que este libro sería el motor que pondría en marcha un sistema que habría de impactar a muchachos del mundo entero. Aún no había acabado de aparecer Escultismo para Muchachos en las vitrinas de las librerías y en los puestos de revistas, cuando ya se habían comenzado a formar Patrullas y Tropas de Scouts, no sólo en Inglaterra, sino también en otros países.

BP renuncia al ejército para dedicarse por entero al Escultismo

El Movimiento creció y creció; para 1910 había alcanzado tales proporciones, que B-P se dio cuenta de que el Escultismo iba a ser su obra. Tuvo la visión y la fe para reconocer que podía hacer más por su patria educando a las generaciones nacientes para que sus muchachos se convirtieran en buenos ciudadanos, que entrenando a hombres para convertirlos en buenos soldados.

Por lo tanto, renunció a su puesto en el ejército, donde ya ostentaba el grado de Teniente General, y se embarcó en su segunda vida, su vida de Servicio al mundo a través del Escultismo. Recogió su premio en el crecimiento del Movimiento Scout y en el amor y el respeto que le tenían todos los muchachos alrededor del mundo.

En 1912 hizo un viaje por todo el mundo para conocer los Scouts de muchos países. Eran los principios de la Hermandad Mundial. Sobrevino la Primera Guerra Mundial e interrumpió por algún tiempo este trabajo, pero al final de las hostilidades lo reasumió. En 1920 los Scouts de todo el orbe se congregaron en Londres en la primera reunión internacional: el Primer Jamboree Mundial. La ultima noche de este Jamboree, el 6 de agosto, B-P fue proclamado Jefe Scout Mundial por una entusiasta multitud de muchachos.

El Movimiento Scout continuó creciendo. El día que el Movimiento cumplió su vigésimo primer aniversario, sus miembros habían llegado a la cifra de dos millones, repartidos prácticamente en todas las naciones civilizadas. En esa ocasión, B-P fue honrado por el rey Jorge V haciéndole Barón con el título de Lord Baden-Powell de Gilwell. Sin embargo, para todos los Scouts será siempre B-P, Jefe Scout Mundial.

Murió apaciblemente el 8 de enero de 1941; un grupo de soldados y scouts, en que se mezclaron los blancos y los negros, lo condujo hasta su última morada a la sombra del Monte Kenya.

Los primeros pasos del escultismo

Estatua de Baden-Powell en el Zoo de Madrid, España
BP descubrió que su libro Aids to Scouting había atraído la atención de personas fuera del ejército. Estaba siendo usado en la educación y algunos maestros ensayaban sus ideas. Iba a ser publicado por un periódico en entregas quincenales.

En 1904 dio algunas ideas al adiestramiento de los muchachos sobre los lineamientos de los scouts del ejército. Estas ideas las había desarrollado considerablemente desde la época de los cadetes de Mafeking y el interés despertado por "Aids to Scouting".

Invitado por Sir William Smith, fundador de una "Brigada de Jóvenes", Baden-Powell inspeccionó en Glassgord una reunión de 7000 miembros y aun cuando quedó impresionado por la reunión y su entusiasmo, sentía que en esta organización podrían reunirse 10 veces más muchachos, si poseyeran un programa que les interesara.

Baden-Powell había ideado como podría ayudar a la juventud; pensaba que esta necesitaba algo más que instrucciones, por lo que ideó mostrarle la belleza de la obra de Dios en la naturaleza. Pensaba que era suficientemente conocido y popular para poder poner en práctica este esquema.

En esos días Baden-Powell recibió un libro que cambiaría sus ideas acerca de la pedagogía juvenil: "Birch Bark Roll of Woodcraft Indians" de Ernest Thompson Seton. Se contactó con Seton y empezó a fusionar sus conceptos de educación marcial con las prácticas de los "Woodcraft Indians", un grupo juvenil en Estados Unidos.

A principios del verano de 1907 hizo contacto con un famoso organizador y propietario de un periódico y pensó "He aquí mi hombre". Discutió sus ideas con el señor Arthur Pearson y como resultado de aquella conversación el 25 de julio de 1907, 25 muchachos de diferentes clases sociales llegaron a la isla Brownsea, en el puesto de Poole, para acampar con Baden-Powell.

Este dividió a los muchachos en patrullas de 5 y al jefe le invistió de amplios poderes para dirigir los trabajos y juegos. Sir Percy Everest, Sub Jefe Scout, recuerda la magia de aquellos fuegos de campamentos nocturnos, cuando Baden-Powell se refería a sus experiencias en escultismo, y a la mañana siguiente, al despertar al campamento haciendo sonar su cuerno de caza (en recuerdo de la campaña con los matabeles en África) Baden-Powell convertía sus historietas en demostraciones prácticas de rastreo, acecho y pionerismo.

Tuvo tanto éxito aquel campamento de 2 semanas que Baden-Powell fue capturado durante un juego de acecho. Cuando el señor Van Realte, dueño del campo, y algunos de sus amigos les visitaron una noche fueron "arrestados" por una patrulla que hacía la guardia nocturna.

Después del éxito obtenido en el campamento de Brownsea, el señor Arthur Pearson prometió costear el programa de los Scouts durante un año y al mismo tiempo revisaba la publicación de "Escultismo para Muchachos" que Baden-Powell escribía.

En otoño de 1907 visitó al secretario general de la Y.M.C.A. ((Young Men's Christian Asociation, movimiento social juvenil tradicional extendido por todo el mundo), quien declaró que a Baden-Powell no le interesaba realmente fundar una nueva organización sino que solo tenía el vivo deseo de ayudar a las ya existentes. Pero la madre de Baden-Powell vio en su programa posibilidades que él jamás soñó en aquellos días en que comenzaba a ponerlo en práctica.

El nacimiento de un movimiento

En enero de 1908 Escultismo para muchachos comenzó a aparecer por entregas quincenales, a cuatro peniques cada una.

El 24 de enero, Baden-Powell dictó la primera de una serie de conferencias publicas organizadas por la YMCA en Binkerhead y pronto se realizaron otras reuniones por todo el país.

El escultismo despertó gran interés en los muchachos. Comenzaron a formarse patrullas por todo el país valiéndose sus jefes de "Escultismo para Muchachos". Los muchachos pedían a los hombres que se convirtieran en sus Scouters y comenzaron a formarse tropas en escuelas y clubes.

Baden-Powell organizó un segundo campamento de adiestramiento en Hums Shaugh, escogiendo a sus muchachos a través de una prueba abierta en la revista "The Scout".

El sistema de patrullas hizo que tuvieran gran éxito los diferentes juegos, exploraciones, etc.

A principios de 1909 Baden-Powell inauguró las nuevas oficinas centrales de los scouts en la calle Victoria de Londres. Antes de que terminara el año había en la oficina quince empleados pagados y ocho sin paga, abrumados de trabajo.

En noviembre de 1909 se invitó a todos los Scouts para reunirse con Baden-Powell en el Palacio de Cristal. Estuvieron presentes mas de 11000 scouts. En aquella reunión se presentaron grupos que se denominaban a sí mismos "Muchachas Scouts".

Baden-Powell se dio cuenta de que también había que hacer algo en favor de las muchachas y se les permitió inscribirse en la Oficina Central, entretanto se fundaba el movimiento Guía para ellas. Luego renunció al ejercito para dedicar su vida a los Scouts.

En 1912 inició una gira de 8 meses para inspeccionar el Escultismo en la Islas Occidentales, Australia, Nueva Zelanda y África del Sur. En el barco conoció Olave St. Clair Soames con la que se casó el 30 de octubre de 1912 en Pakerstone Dorses. Tenía 55 años, y su esposa era mucho más joven que él. Los Scouts organizaron entre ellos una colecta de a centavo para comprarle un automóvil como regalo de bodas.

Baden-Powell ponía mucho énfasis en las insignias de especialidades como medio para estimular a los Scouts a adquirir aficiones y artes manuales que les fueran útiles, descubriendo al mismo tiempo sus talentos naturales.

El 30 de octubre de 1913 aniversario de su boda nació su hijo Pedro.

El último mensaje

Queridos scouts:

Si habéis visto alguna vez la obra "Peter Pan", recordaréis cómo el jefe de los piratas siempre estaba pronunciando su discurso de despedida por temor de que cuando le llegara su hora no tuviera ya tiempo de compartirlo. Algo así me sucede a mí, y, aún cuando no me estoy muriendo en este momento, lo haré uno de estos días y quiero mandaros un mensaje de despedida.

Recordad, esto es lo último que oiréis de mí, por tanto meditadlo.

He tenido una vida muy dichosa, y quiero que cada uno de vosotros la tenga también.

Creo que Dios nos puso en este mundo maravilloso para que fueramos felices y disfrutáramos de la vida. La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

El estudio de la naturaleza os mostrará cómo Dios ha llenado el mundo de belleza y de cosas maravillosas para que las disfrutéis. Contentaos con lo que os haya tocado y sacad el mejor partido de ello. Mirad el lado alegre de las cosas en vez del lado triste.

Pero el camino verdadero para conseguir la felicidad pasa por hacer felices a los demás. Intentad dejar este mundo un poco mejor de como os lo encontrásteis y, cuando os llegue la hora de morir, podréis morir felices sintiendo que de ningún modo habréis perdido vuestro tiempo sino que habréis hecho todo lo posible. Así, estad "Siempre Listos" para vivir felices y morir felices: aferraos siempre a vuestra promesa Scout, aún cuando hayáis dejado de ser muchachos, y que Dios os ayude a hacerlo así.

Vuestro amigo,

Baden-Powell

Artículos recomendados

Enlaces externos