Historia del Escultismo en Argentina

De WikiRoca
(Redirigido desde «Asociación de Scouts de Argentina»)
Saltar a: navegación, buscar
Icono de desambiguación

Este articulo está marcado como Esbozo, esto puede ser por varias razones:

  • Está escaso de contenidos,
  • Necesita una revisión gramatical o de ortografía,
  • Quizás necesita ser ilustrado con graficas o imágenes,
  • Puede que sea un articulo copiado de otra parte (Ej. Wikipedia) y necesita adaptarse a la wikiroca, bien con formato wiki, o bien desde una perspectiva scout,
  • etc

Así que sientete libre de mejorarlo. Aportando tu granito de arena haremos de la WikiRoca una mejor enciclopedia.

ASA.jpg

Historia

Comienzos del Movimiento en el País

A principios del siglo XX, las personas influyentes que pertenecían a la aristocracia porteña, estaban vinculadas a lo educativo o cívico del país. Además en la línea sur de los ferrocarriles del Gran Buenos Aires (Banfield, Claypole, Temperley, etc.) trabajaban algunos ingenieros británicos (cuyos hijos ingresaron a los Grupos Scouts) los cuales habían conocido el Movimiento Scout antes de venir al país, o habían tenido acceso a los cuadernillos de Baden Powell que dio origen a los Scouts en Inglaterra "Scouting for Boys" (Escultismo para muchachos). Estos inmigrantes fueron los que propiciaron la creación de Grupos Scouts en los colegios británicos de la época, aunque inmediatamente se fueron abriendo Grupos en los criollos y nacionales. También la colonia francesa fue haciendo sus aportes en este proceso.

Alrededor de 1909 se advirtieron las primeras demostraciones Scouts en pequeños campamentos realizados en Morón, Gándara, Claypole, etc., pero siempre como actividad de compañías. En ese año arribó a Buenos Aires el Mayor General del ejercito británico Robert S. Baden Powell, quien llegaría a ser el mundialmente célebre jefe del Scoutismo mundial.

Archivo:Primera compañía de Lomas de Zamora.jpg Su sorpresa fue grande cuando advirtió que su obra ya era conocida en el país y el Scoutismo estaba puesto en práctica: la patrulla de la primera compañía de Lomas de Zamora (precursora de la actual agrupación "General Lavalle" de Banfield) saludó al ilustre visitante.

Así retrató a BP la Revista Caras y Caretas de esa época


Al mismo tiempo el señor Rusell Cristian, de la Asociación Cristiana de Jóvenes invitó a Baden Powell a dar una conferencia. El mismo Cristian relató así la entrevista: Mi primer contacto con el "Scouter" fue muy personal Digo "muy personal" porque fue con el mismo creador de la idea, Sir Rober Baden-Powell en persona. Dicho personaje, célebre por su notable defensa de Mafeking durante los 217 días que duró el sitio al que lo sometieran las fuerzas Boers en la guerra anglo-boer (1899/1902), se hallaba en Buenos Aires de paso a una visita a Chile, alojándose en el Jockey club en calidad de huésped de honor. Esto sucedió en los primeros días del mes de abril de 1909, época en la cual yo ocupaba el cargo de secretario de la Asociación Cristiana de Jóvenes de Buenos Aires, que tenía su local en la calle Moreno 452.

En conocimiento del paso por nuestra ciudad de tan ilustre figura, el secretario Fundador de la asociación nombrada me encargó que le visitara y le entregara una carta invitándole a pronunciar una conferencia pública sobre su "hobby predilecto" (como él lo llamara) el 8 de abril, en el salón de actos de la institución de referencia. Su respuesta fue inmediata: "¡Con el mayor gusto!". Como consecuencia de la conferencia pronunciada por Baden Powell en la Y.M.C.A. se formó una comisión organizadora del Scoutismo constituida por las siguientes personas:

  • presidente: J. M. Drysdale; vice: R.F. Burney Wall; M. S. Fairlie,
  • secretario; J. Wilson, tesorero. Vocales: Arturo Penny y C. C. Kennard.

Luego de familiarizarse con las doctrinas de B. P., Rusell Cristian dijo: "entré en contacto con los expertos en programas educativos de la Y. M. C. A. Internacional entre los cuales se encontraba J. L. Alexander quien se había convertido en propulsor de las ideas de B. P. y luego sería el primer Secretario - General de los Boy Scouts de América. Estuve en el primer contingente de Maestros Scouts formado por Alexander. Terminados mis estudios teórico - prácticos de "Muchachologia" regresé a la Argentina. El Sr. Monteith Drysdale me invitó a incorporarme a la comisión organizadora en calidad de Jefe Scout. Decliné??? la invitación aduciendo que dicho cargo debiera recaer en algún argentino de destacada actuación, pero al mismo tiempo ofrecí desempeñar el cargo de Comisionado, el cual me permitiera dedicarme a la organización y orientación del Movimiento. Aceptado mi ofrecimiento, puse manos a la obra como Comisionado, y el 8 de diciembre (1910) realicé??? mi primera actividad que fue un torneo Scout en el cual participaron la totalidad de las dos Compañías existentes en la fecha; es decir la de Lomas de Zamora y la del Colegio Escocés. En el mismo mes el M. S. Fairlie organizó y dirigió un campamento para las dos compañías, a la cual asistí como ayudante.

En el primer semestre de 1911, organiza la 2a. Cía. Barracas. con alumnos de la Academia "San Andrés", cuya sede era la Sucursal Boca - Barracas de la Y. M. C. A., sita en Montes de Oca 958. Un mes después fundé la 1ª Cía. Villa Devoto en el "English High School Cía. General Arenales". En septiembre de 1911, Arturo Penny me presentó al Dr. Francisco Pascasio Moreno, a la sazón presidente del Consejo Escolar V, quien deseaba introducir el Scoutismo en la Escuela No 6 dependiente de ese Consejo y ubicado en la calle Santa María 479 ,en un barrio pobrísimo de Barracas. A pedido de Moreno y con su ayuda material, a los tres meses la 3a. Cía. Barracas (En el presente Grupo Scout Cnel Pringles)ya estaba funcionando,tomandose como fecha de creacion el 1er izamiento de Bandera Nacional fuera de la escuela.

Como un fenómeno incontenible empezaron a consolidarse las primeras compañías (muchas habían surgido en forma espontánea a partir de 1909), especialmente en colegios ingleses, y luego del patrocinio del Perito Moreno nacen la 1ª,2ª y 3° Compañía de Barracas, Villa Devoto, Palermo, Belgrano, Caballito, Flores y el centro (Compañía Estrada), extendiéndose el Scoutismo en Buenos Aires y sus alrededores.

En 1912, surge la idea de crear una Asociación Nacional y el Sr. Russell Cristian se pone en contacto con el Perito Moreno y se acuerda en realizar una Asamblea, para institucionalizar formalmente una Asociación Nacional de Boy Scouts Argentinos.

Dicho acto de constitución se realiza el 4 de julio de 1912, en la casa del Perito Moreno (en la calle Caseros 2841 de la ciudad de Buenos Aires).

El acta firmada fija como objetivos de la institución creada ser un medio de estimular en la vida de niños y jóvenes de la República, el gusto por las excursiones al aire libre, la observación de la naturaleza, el culto del honor, la lealtad y la honradez, el dominio y respeto de sí mismo y de los demás, el amor al prójimo, a la familia a la patria y a la humanidad.

Ese día queda conformada la Comisión Organizadora del Movimiento Scout en el País, creando una institución que se denominará Asociación de Boy Scouts Argentinos, siendo sus autoridades : Presidente, Dr. Francisco Pascasio Moreno; vicepresidente: Gral. Rosendo Fraga; Tesorero: Sr. Montheit Dreysdale, Secretario: Dr. Modesto Quiroga, vocales: Gral. Angel P. Allaria, Sr. José Juan Biedma, Sr. Juan Canter, Dr. Manuel J. Corvalán, Gral. Luis Dellepiane, Sr. Ricardo Dowdall, Sr. Clemente Onelli, Teniente Gral. Pablo Ricchieri, Sr. Tomás Santa Coloma, Sr. Carlos Ripamonti, Cnel. Martín Rodríguez, Dr. Frank Soler, Arq. Carlos Thays, Ing. Arturo Young y Comisionado Nacional Sr. Russel Cristian.

En 1914, el tiempo que tomó preparar el estatuto y los reglamentos, el Teniente General Pablo Ricchieri, reemplaza al Perito Moreno en la Presidencia de la Asociación. Se percibe en la sociedad un gran entusiasmo en los jóvenes por participar de las actividades.

En Noviembre de 1917 el Presidente de la Nación, el Dr. Hipólito Yrigoyen, firma el Decreto que declara a la Asociación Nacional de Boy Scouts Argentinos, como "Institución Nacional". Luego se llamara Institución Nacional del Scoutismo Argentino (INSA), y más tarde Asociación de Scouts de Argentina (ASA). En dicho Decreto presidencial se instruye a las fuerzas vivas de la comunidad, profesorado, la marina y el ejército a colaborar con dicha institución en la difusión del Movimiento Scout.

La Junta Ejecutiva Nacional en 1918 se pone en contacto con todas las organizaciones que con distintos nombres practicaban actividades afines al Scoutismo, invitándolas a incorporarse a la Asociación de "Boy Scouts", transformada en "Institución Nacional" por el citado Decreto, a vestir el uniforme reglamentario y ajustarse a su plan de trabajo.

En 1922 la asociación argentina ingresa a la Oficina Internacional de los Scouts, fundada en 1920 con sede en Londres, lo que tiene un valor significativo porque comienza a participar de las Conferencias Scouts Mundiales. El 20 de mayo de 1922, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, se realiza el Primer Congreso Nacional Scout.

El Camino hacia la Unificación

En la década de 1920 comienza a generarse en Parroquias y Colegios Católicos, con el auspicio de las autoridades eclesiásticas nacionales, una nueva vertiente del movimiento “el Scoutismo católico”. En 1929, en Gerli, en la capilla de la Compañía de San Pablo – hoy parroquia San José de los Obreros – el Ing. Armando Fisher, abre un Grupo Scout, que se cierra un año después. Fischer no cede al desaliento y en 1923, funda el Grupo Scout Cardenal Ferrari en la calle Belgrano 2600 de la ciudad de Buenos Aires, junto a Julia Hechart, José María Supino, Alfonso Rafaelli y al Padre José Guerini. Paralelamente el Padre Julio Meinvielle empieza a organizar campamentos de jóvenes en su parroquia, ejemplo que siguen otros sacerdotes católicos. Ya cerca de 1936 existían varias parroquias que habían imitado al padre Julio, se realizaron unas series de reuniones y encuentros y se resolvió impulsar la Unión Scouts Católicos Argentinos “USCA”. El Grupo Scout N°1 se forma en la parroquia Nuestra Señora de la Salud con el impulso del padre Menvielle. Todos los esfuerzos aislados de las diferentes parroquias y colegios católicos se aúnan el 7 de abril de 1937 cuando el cardenal Santiago Luis Copello, entonces obispo primado de la Argentina reconoce la Creación de la Unión Scouts Católicos Argentinos. En ese acto es designado presidente el Gral. Ezequiel Pereyra, sus vices el contralmirante Osvaldo Repetto y el Dr. Ernesto Padilla (h), secretario el padre Julio Meinvielle y prosecretario el Dr. Alfonso Rafaelli. En el primer año de vida, ya se oficializaba el funcionamiento de 40 Grupos Scouts en Capital Federal y muy pronto comenzaron a instalarse grupos en las parroquias del interior del país. Todos los años en el mes de septiembre un creciente número de Scouts católicos celebraban la semana scout en la plaza Colón, y en el predio de la Sociedad Rural Argentina en Palermo. El Movimiento Scout Católico se difundió y expandió por todo el país, creándose numerosos grupos scouts, formándose el Centro de Maestros Scouts. En 1956 la USCA fue reconocida por la Conferencia Episcopal Argentina como Asociación Privada de Fieles, se aprueban los Estatutos, y se realiza la primer Asamblea Nacional. En ella se elige a Humberto Oscar Astelli como primer Jefe Scout Nacional. Otro de los cambios estatutarios es que se disuelve la Junta Ejecutiva y se conforma un Consejo Nacional conformado por consejeros elegidos por la Asamblea Nacional. En el año 1960, año que se introduce la rama Raider para los jóvenes entre 14 y 17 años, la USCA ya cuenta con más de 500 Grupos y 24.000 afiliados.

Dictadura Militar

El 24 de Marzo de 1976 tiene lugar el golpe de estado del General Videla y se inicia una época negra para el país. Numerosas Guías y Scouts son desaparecidos por las fuerzas armadas. (articulo completo).

Durante la década del 80 y principios de los 90, muchos miembros de la INSA y de la USCA trabajaron en la búsqueda de la unión de ambas instituciones (Aún se recuerda el famoso canto "INSA y USCA la unión es lo buscan"). En este sentido, es importante destacar la experiencia desarrollada en la ciudad de Mar del Plata, verdadera pionera de la unificación. Ya en la década del 80 los grupos scouts pertenecientes a ambas instituciones decidieron trabajar con un formato de "distrito unificado", en el cual los grupos podían afiliarse a una o, de ser necesario, a las dos instituciones. Así mismo, las autoridades elegidas (Comisionado de Distrito o Director de Distrito, según corresponda) eran comunes a los grupos de ambas asociaciones.

En la década de 1980 se realizan los primeros intercambios entre las 2 asociaciones scouts mayoritarias de Argentina (INSA y USCA) tendientes a conversar sobre una futura unidad o federación que las reúna. Estos intentos por determinados intereses no siempre bien exolicitados no se concretan y, recién en 1992 se reinician las conversaciones con el auspicio de la Oficina Scout Mundial - Región Interamericana.

En este camino de trabajo conjunto, la INSA cambia su denominación a Asociación de Scouts de Argentina (ASA).

Como resultado de dichas conversaciones se crea un Comité de Constitución con la misión de acordar un Estatuto de fusión de ambas asociaciones, reservando la USCA su carácter de Asociación Privada de Fieles a través de la constitución de una "Comisión de Pastoral Scout Católica" (COPASCA) con carácter suprainstitucional en la nueva asociación que surge de la unidad. Dichos Acuerdos son aprobados por la Conferencia Episcopal Argentina, aunque cada Obispado reserva su derecho a constituir Asociaciones Privadas de Fieles en su jurisdicción cuando consideren que se puede ver debilitada la identidad de los Scouts Católicos, en sus dos aspectos esenciales, “Fidelidad al Movimiento Scout y Fidelidad a la Doctrina Católica, (USCA OBRA DE LA IGLESIA). El 1 de diciembre de 1996, se fusionan USCA y ASA, en una Asamblea Nacional realizada en la localidad de Ezeiza en el predio del Sindicato SETIA y se crea una nueva asociación, Scouts de Argentina. Los Grupos Scouts que difieren con la idea de una asociación unificada crean las Asociaciones Diocesanas (ADISCAS) referidas al inicio del artículo y otros se mantienen independientes de toda estructura, convirtiéndose en los llamados familiarmente "Grupos Scouts parroquiales".